viernes, 13 de septiembre de 2013

Dónde estás, oh! Vida Mía


Tomo el cielo en mis manos acariciando nubes mullidas entre mis dedos.
Aguardando al horizonte tu suplicante mirada llenar mis ojos de desvelos. Dulce compañía de serenas y cálidas noches. 
Copas de vino surgiendo entre las almohadas. No me dejes oh! vida mía. No apartes tus manos recalcitrantes de mi cuerpo. 
Ven y hazme tuya esta y mil noches, que aguardando suplicante el beso de pasión espero.
Dónde estás, oh! Vida Mía