viernes, 13 de septiembre de 2013

No creerás


No creerás que este paso por la existencia lo di premeditadamente. 
Sabía que estarías, sabía que me estarías esperando.
Lo sé, yo lo sé, porque siempre te he aguardado.
En los confines de este Universo gritaba tu nombre sin obtener respuesta.
Y tuve que llegar hasta aquí para poder reunirnos una vez más.
Siempre suspirando por tu amor.
Y me has aguardado. Has esperado fiel a mi llegada.
Y el cielo recompensará nuestra fidelidad. 
Las estrellas brillarán más fuerte y la Luna, nuestra amada Luna, siempre estará aguardando furtiva entre las sombras, para poder acompañarnos en nuestro baile de amor.
Danzando siempre entre flores, entre árboles preciosos, cantarán los pájaros nuestra canción de amor: Ven y dame tu mano y hazme feliz, que tus ojos llenen mis ojos y nunca dejemos de existir...