viernes, 13 de septiembre de 2013

Duerme

Duerme siempre al amparo de mis brazos, que las estrellas serán siempre la sábana que cubra tu ser. 
Duerme siempre pensando que estaré a tu lado por siempre. 
Duerme, duerme, que todo se arreglará. 
Algún día volveremos a estar reunidos para poder vencer al tiempo una vez más. 
Hoy has dormido entre mis brazos para nunca más despertar.